4.03.2009

FRASCOS DE PLÁSTICO CON BOTELLA RECICLADA


Tenía que improvisar una caja para poner unos gusanos de seda que Guille quería repartir a sus amigos y se me ha ocurrido aprovechar unas fantásticas botellas de agua de color verde. Inspirada en una anterior actividad que ya contaré cuando sea oportuno (algo frustrada técnicamente), he recortado la botella en dos partes, desaprovechando el centro. Para ampliar la circunferencia de la tapa y que encaje, he realizado pequeños cortes alrededor de la botella.
Sencillamente, he unido los segmentos con celo, una vuelta por dentro y otra por fuera. No es espectacular, pero sí útil y se construye en 10 minutos.

1 comentario:

La Reciclante dijo...

Hola, he encontrado tu blog y quería decirte que me gustan mucho las cosas que haces, y me encanta lo de adaptar según que cosas para que los niños puedan hacerlas sin riesgo alguno. Estaré pendiente!!