4.22.2011

Drac de Sant Jordi


No es casualidad que en un día como hoy os presente mi última creación. Esta vez ha sido un encargo muy especial de mi sobrino, que hace 6º. Tenía que hacer un dragón para su escuela, con la condición de que le ayudara algún familiar y... me lo pidió a mí.
La dificultad radicaba en que no vivimos en la misma ciudad y eso limitaba mucho el tiempo de ejecución. Pensamos en hacer una dragón de cartón y papel maché, pero finalmente nos decantamos por hacer sólo la cabeza, a modo de máscara.



Una posibilidad era empezar a hacer la cabeza con un globo y unas cuantas capas de papel maché (mínimo 3), pero eso hubiera ralentizado la primera sesión, así que decidimos partir de unas garrafas de plástico, que cortamos y unimos con cinta adhesiva de papel (de pintor) y algunos encuadernadores de horquilla, que reforzaron las zonas más rebeldes. 
Tapamos la parte de la lengua con un cartón y en la parte del morro hicimos una capa de papel maché para modificar un poco la forma, añadiendo también unos rollitos de papel de periódico encolado que adherimos a la parte de arriba, junto con algunos cuernos pequeños y unos orificios nasales que le iban dando forma al animal.
Había ido metamorfoseándose de rinoceronte a cocodrilo y hasta que no le pusimos la aleta no obtuvimos la confirmación de los presentes de que dicho engendro pudiera parecer un dragón -¡hombres de poca fe!-.
La siguiente fase consistió en darle algo de textura a la superficie, podíamos haber seguido utilizando trocitos de papel encolado, pero para agilizar el proceso optamos por utilizar la pistola de cola caliente, con la que además de reforzar las juntas, creamos un poco de textura de escamas en la parte superior, en los laterales y en la aleta, remarcando los perfiles y las aristas.
A continuación pintamos toda la superficie con pintura verde en spray, ya que seca muy rápido.
Mientras tanto preparé unos cuernos con una base de papel de aluminio y los forré con papel de seda marrón encolado.
Pintamos el interior de la boca de color rosado y el resto de la cabeza con diferentes matices de verde, algo más oscuro que la base. Asímismo pintamos los cuernos pequeños de dorado y pegamos los cuernos grandes con encuadernadores de horquilla y cola caliente. Posteriormente también los pintamos con matices dorados haciendo un dibujo en espiral.
Por último pintamos los ojos y la lengua -que previamente habíamos moldeado con cola caliente sobre la mesa de mármol y despegamos con una cuchilla- y añadimos como toque final unas terribles cejas recortadas de una bandeja de porexpan del supermercado, forradas en papel de seda y pintadas. Estos últimos retoques los pegamos también con cola caliente.
El resultado lo podéis ver, pero la alegría que tuvo cuando lo vio acabado, quedará únicamente grabada en mi memoria. 


15 comentarios:

Marta dijo...

ME ENCANTA!!!! felicidades.

cabopá dijo...

¡Eres una artista!
Te tienen que querer sin mucho esfuerzo...
Feliz día del libro y de la rosa.
Besicos

Is@Hz dijo...

Cabopá, creo que nunca me habían dicho algo tan bonito.
...
No sé quién salió ganando, si él con su dragón o yo con la satisfacción de verlo TAN contento...
Un besico también y gracias por tus dulces palabras.

Anbu dijo...

Muy buena entrada, me gusto el detalle de los ojos, muy bien, siempre tan creativa, jejejeje nunca dejes de ser así.

Is@Hz dijo...

Gracias, Anbu. Mucho que aprender aún, pero ahí estamos...compartiendo como tú, amigo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Te ha quedado de susto auténtico. Un dragón fiero que hizo sus delicias.
Qué suerte tienen tus peques.
Un beso, querida Is@Hz.

Cabopá dijo...

¡Ya, ya, me he atrevido!
A ver qué te parece.
Besicos.

Cabopá dijo...

Vuelvo para darte las gracias por los consejos y sugerencias...
He comprimido y he cambiado la foto por la del Faro anaranjado y el mar azul transparente y con barcos...
Gracias Is@Hz
Muchas gracias
Muchos besicos.

Mariano dijo...

Me asomo a ver tus trabajos y me asombra como siempre tu imaginación, tu capacidad creativa y esa diligencia innata en tí. Miro, remiro y admiro. Un beso Is@z.

Mariano dijo...

No se si la H se la ha comido el Dragó, o he sido yo; me temo lo último. Otro beso Is@Hz.

Is@Hz dijo...

Ahora llevo unos días inactiva al respecto del blog, pero la verdad, Mariano, no será por ganas...
Me alegro mucho de recibir tu visita, acompañada de un comentario tan motivador y agradable.
Por cierto,¿para cuando tu blog?
Ya nos avisaras.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola, encontré por casualidad tu blog, al estar buscando ideas para una piñata de dragón que le estoy haciendo a mi hija de 4 años; te felicito por tu arte, haces cosas muy bonitas e ingeniosas.
Quería preguntarte de qué estan hechos los dientes de tu dragón?

Muchas gracias
Alejandra Ramos

Is@Hz dijo...

Hola Alejandra, están hechos de bandeja de porexpan, de las del super, recortados con un cuter y mucha paciéncia. Luego los pegamos con la pistola de cola caliente, que aunque deshace un poco el porexpán es rápida y eficaz.
Un saludo...

Anónimo dijo...

Muchas gracias!!! así los haré entonces, aun me quedan 10 días para terminar, el tiempo justo para mi desgastada paciencia :D
ya soy tu seguidora! yo tengo inactivo mi blog por falta de tiempo pero ahora que se viene el veranito aprovecharé para tomarlo nuevamente... Un saludo!

Esther dijo...

¡Que bello blog y cuanta creatividad, Felicidades!
http://micuartodemanualidades.blogspot.com