4.01.2010

INVASIÓN DE CLONES

No resulta nada fácil desenmarañarse de un niño de nueve años que vive inmerso en el mundo de los clones de Star Wars; unas cuantas de las entradas al respecto lo corroboran, aunque también es cierto que no necesito que me achuchen mucho si es cuestión de ponernos manos a la obra con algún proyecto de manualidades. Y eso es lo que ha ocurrido en esta ocasión, necesitábamos realizar un objeto que hiciera referencia a dichos soldados de la galaxia e, inspirada por una manitas de la red, Kitten Muffin, que pone en práctica ideas geniales para sus hijas, hemos probado la técnica de pintar un trozo de una bolsa de plástico, recortarlo, cubrirlo con un plástico transparente y, previamente protegido por un papel de hornear, plancharlo durante unos 10 segundos. Es así como hemos realizado la decoración para la funda de una consola de videojuegos.
El resto no tiene más secreto que unos trozos de fieltro azul cosidos y un velcro. 
Cualquier duda sobre la estampación con plástico, no dudéis en decírmelo. Me da a mí que voy a salvar más de una prenda con esta técnica...

4 comentarios:

Anita dijo...

Hola amiga!
Soy una completa despistada, creí que te seguía y...no, pero ya ahora si jajaja. Gracias por pasar a saludarme, me encantan las cosas que has hecho, que buena idea lo del estampado con la bolsa plástica,lo pondré en práctica y te contaré. Te mando un gran abrazo!

Is@Hz dijo...

Anita, un saludo a ti también. Espero que así sea y me cuentes qué tal. Yo fui experimentando y al final quedó bastante bien.

Isabel Martínez dijo...

Is@Hz, aparte de la manualidad para ese peque precioso que tienes (hasta con capa, para comérselo a besos), también has hecho reformas en esta casa. Te ha quedado alegre y divertida, nunca más fiel a su nombre. Me gusta, como ese título del blog, que para mí tiene un reclamo adorable, con ecos de niñez en los colores, promesas de diversión en el recreo y anuncios de saberes en los credos, esos credos sencillos que me subyugan, los que forman la vida cotidiana.
Te acordarás de aquella canción tan entrañable y bonita de Serrat que cantaba a las pequeñas cosas. A mí, tu re-creo no "me acecha detrás de la puerta", sino que me abre la puerta a la vida.
Un besazo.

Is@Hz dijo...

Gracias, Isabel, por tus palabras tan poéticas y emocionantes; claro que seguramente sólo tu tienes el don de expresar cosas tan bellas sobre mi humilde hormiguero. Veo que has vuelto de esos dulces días de fiesta con la inspiración desbordada, más sí cabía (afirmativo). ¡Qué ilusión recibir una visita tan ilustre!
Por cierto, Isabel, ya habrás visto que que no sólo he cambiado mi blog... Cuando quieras, le damos una mano de pintura al tuyo, si te apetece.